Seguidores

1 de diciembre de 2011

#010411

Cariño, éste va directamente para ti. No es mío, es una carta de Hank Moody a Karen (tú sabrás muy bien cuál es) pero aunque lo esté copiando, creo que no hay mejor forma de expresar todo lo que quiero contarte, amor. Ahí va: 
"Si me lo permites, tengo tendencia a repetir una y otra vez lo duro que me resulta escribir, pero esto es lo más difícil que he tenido que escribir nunca. No existe una manera fácil de decirlo, así que simplemente lo diré. 
He conocido a alguien, fue una casualidad, yo no lo estaba buscando, no lo planeé, fue la tormenta perfecta. Él, dijo una cosa, yo dije otra y cuando me di cuenta quería pasar el resto de mi vida en mitad de aquella conversación. Ahora tengo la sensación en mis entrañas de que puede ser él. Está completamente chiflado, de una forma que me hace sonreír, extremadamente neurótico, y exige un mantenimiento exhaustivo. Él eres tú, Paco, ésa es la buena noticia, la mala es que no sé cómo estar contigo ahora, me acojona, porque si no estoy contigo inmediatamente, tengo la sensación de que nos perderemos ahí fuera. 
Éste es un mundo enorme y malo lleno de vueltas y recovecos y basta con parpadear para que desaparezca el momento, el momento que pudo cambiarlo todo. No sé lo que hay entre nosotros, y no puedo decirte por qué  habrías de saltar al vacío por alguien como yo... pero hueles tan bien... como el hogar... y haces unos sándwiches de queso fundido excelentes, eso también es importante ¿verdad?" Quiéreme siempre. 



12 de octubre de 2011

Refugio.

Cuando lo inevitable se arrastra en el tiempo en busca de una mínima respuesta que otorgue el silencio de unas manecillas que nunca cesan de avanzar, cuando la agonía y el desespero surge de entre los cajones más recónditos del recuerdo, cuando las gotas de lluvia caen congeladas y agujerean todo a su paso, hasta los corazones más duros... Es cuando uno se refugia en lo que mejor sabe hacer. Ya no nos escondemos en el lamento, buscamos ansiadamente una salida que nos lleve directos a la solución, error necio de muchos.
Una palabra, un tecleo incesante puede calmar hasta el martilleo cerebral más horrible de todos. Los sueños, las miradas cabizbajas, el terrible infierno de estar en la mente ruidosa de uno mismo,el insomnio, todo se acumula, todo forma parte de un olvido inmediato a la hora de la escritura inconsciente. De todas formas, ya nada puede remediar que mi refugio es más parte de otros que de mí, es algo compartido que extrañamente nunca saldrá a su verdadera luz. Porque sólo la única persona dentro de esa mente que no calla nunca es capaz de descifrar lo más profundo y escondido de su interior.


10 de octubre de 2011

El niño que no podía despertar.

Había una vez, un pequeño niño, de corazón maltrecho, huérfano de madre, que se refugiaba entre las sombras de su habitación y sólo la abandonaba en la noche oscura. Paseaba bajo las farolas tintineantes, y las diminutas perlas de cristal que caían del cielo mojaban sus mejillas redondas y pálidas de niño enfermo.
Cierto día, durante uno de sus paseos nocturnos, aquel niño entró en un pasadizo, una callejuela tan angosta, que era imposible vislumbrar su final. Caminó y caminó, y extasiado por el largo camino, se detuvo a descansar. Pensó "¿Cuándo acabará este callejón? Estoy cansado de andar y el amanecer llegará pronto". A su lado había una pequeña fuente de agua cristalina y bebió un poco para recuperar el aliento. Era agua fresca y pura, que le resbalaba por el hoyuelo de la barbilla, se escapaba de sus dedos (como tantas otras cosas), pero resultaba reconfortante.
Prosiguió su camino, pasito a pasito, deteniéndose a descansar, y en cada una de las veces, bebió de las fuentes de agua pura que encontraba. Por fin, aunque todavía era de noche, vio una luz al final del callejón, y allí encontró a su madre, que iba ataviada con un largo vestido blanco.
- ¡Mamá! Pareces una novia, estás preciosa.
- Lo siento hijo mío, por abandonarte tan pronto... Veo que has vuelto a mi lado. Ahora mi corazón y mi alma están mezcladas en dicha y pesadumbre.
- Mamá, te he echado mucho de menos. Pero ahora papá está solo...
- Tranquilo, sabrá cuidarse. Vamos, nos esperan.



Y así fue, como el niño que dormía siempre y paseaba en sueños se reunió con su amada madre en un halo de luz blanca, salpicada de gotas de rocío, y desapareció para siempre.

17 de septiembre de 2011

De aquí a la luna.

Hubo un susurro, tierno, casi como un suspiro, en el que él me preguntó: "¿me quieres?" Las interrogaciones rebotaron en las paredes de mi acelerado corazón (sí, a pesar del tiempo todavía me sigue causando pequeñas taquicardias de emoción). Es ya una tradición contestarnos con un sí, acompañado de otra necia e irrelevante incertidumbre: "¿cuánto me quieres?" Es un juego sólo para dos que siempre está presente, que toma parte del tiempo, entre silencio y silencio nos hacemos preguntas retóricas que buscan una respuesta ingeniosa por parte del otro, intentando competir por la puntuación más alta, por ver quién de los dos puede llegar a amar más.
En un afán de intentar contestarte todos los interrogantes de este mismo estilo que me puedas llegar a formular, debo decirte que te quiero, de aquí hasta la luna y de la luna de vuelta a la tierra; como a la comida española después de pasar un mes entero ingiriendo comida aguada y sosa; como un agaporni enamorado de otro, que en el momento de separarlos morirán de pena por la ausencia de su compañero.

Nunca lo olvides, pero me lo puedes seguir preguntando siempre que quieras. ♥

14 de septiembre de 2011

Perhaps, perhaps, perhaps.

Me arrebata su forma de transformar temores en esperanzas, dudas en decisiones, pesadumbre en alegría. Posee un don que hace que cada día me enamore más, arrastrándome hasta el fondo de su corazón, llevándome de la mano en un viaje que a estas alturas, ya no tiene retorno. Hablamos del futuro, el comenzó cauto, yo me lancé sin comprobar si había o no agua en aquella poza. Tal vez no fue una respuesta que yo esperara, pero ésa habilidad suya de convertir insignificantes preocupaciones en entusiasmo por lo que está por venir... alimenta mi corazón día tras día. Sabemos qué queremos, y cómo, pero lo que desconocemos es si eso se cumplirá, o nos dejará vacíos mientras sigamos en esta inevitable carrera a contratiempo. 


I can see it crystal clear... you and I will haver the world just for ourselves.

12 de septiembre de 2011

Para ti, mi amor.


I used to think that happiness could only be something that happened to somebody else.
"Everybody believed, everybody but me"

12 de agosto de 2011

Feel it inside you.


Hoy en día podemos ver cualquier cosa con sólo hacer un click. La vida, todas las maravillas que en ella habitan están al alcance de nuestra mano, sin ninguna dificultad. Hoy me he dado cuenta de que los momentos más preciados de una existencia se componen de la excepcionalidad, es decir, de lo único, de nuestros recuerdos.
Suelo pensar en el futuro (¿y quién no?), en la repercusión que tendrán mis acciones presentes... En qué me convertiré. Pero lo que no imaginaba hasta hoy, es que la vida se compone de pequeños acontecimientos que nos harán felices al rememorarlos en los días venideros. Me explico: la mayoría de las personas, cuando presencian sucesos extraordinarios (como en nuestra década: el primer presidente negro de los EEUU, la muerte del Rey del Pop, los cambios de siglo y de milenio, etc) piensan en el futuro y se vislumbran a ellos mismos contándoles esos acontecimientos a sus hijos o a sus nietos. Y yo me pregunto ¿por qué?, son realmente importantes, está claro, pero son recuerdos que pertenecen a la mayor parte de la población mundial. En cambio, me imagino contándoles a mis descendientes la primera vez que vi una lluvia de estrellas y pedí un deseo, y si ese anhelo se hizo realidad. Pienso hablarles de aquella vez en la que su padre me llevó al mirador más bonito de la ciudad, cuándo todavía éramos unos críos. Les contaré los recuerdos que sólo yo poseo, porque son ésos los que realmente perdurarán a lo largo de las generaciones, aunque no se estudien en el futuro.
Mi abuelo materno escapó del paredón de fusilamiento en un despiste de sus verdugos, y difundió sus ideales antifascistas clandestinamente formando una orquesta local. Hizo ambas cosas: mezcló la música y sus esperanzas sobre el pueblo oprimido, las dos cosas que más le gustaban. No llegué a conocerlo, pues murió antes de haber nacido yo, pero ésas historias perdurarán siempre en mi corazón y hacen que lo sienta vivo, que lo conozca.
Nunca llegaremos a comprender lo maravilloso que es este mundo, sus simples pero bellas curiosidades, guiños de la naturaleza, como una lluvia de estrellas; pero podríamos ser más observadores y pensar que el mundo no está aquí para nosotros, para usarlo a nuestra voluntad, sino que nosotros estamos para él, para que lo conozcamos y entendamos un poquito más de nosotros mismos.







Y de entre todos los fenómenos que merece la pena ver y recordar, un beso tuyo debe formar parte de la colección de momentos que guardaré para siempre en la memoria.


2 de agosto de 2011

#014.

Entre sueño y sueño una voz me susurra al oído que estás aquí, pero cuando la duermevela se desvanece, la lucidez me juega una mala pasada, convirtiendo la cruda realidad en ausencia. Y es que mi cama huele a ti...




19 de mayo de 2011

Psg.

Noto su respiración contra mi oreja, sus brazos fuertes rodeando mi cuerpo, sujetándolo, como si fuera a caer en el abismo de un momento a otro. Permanezco tumbada, desnuda, piel contra piel, y me da miedo cerrar los ojos por si es en ese momento en el que despierto, el instante en el que todo desaparece. Pero no. Los cierro, y sigo escuchando su respiración pausada, tranquila, sintiendo su calidez que me rodea, que pone fin a lo que parecía la eterna edad de hielo de mi cuerpo. Me siento segura, confiada, puedo decirle que le amo sin temor alguno, puedo buscar consuelo entre sus brazos, puedo reír en su sonrisa... 
Porque es mirarte a los ojos y ver la primavera en ellos.

21 de abril de 2011

Yes, sir.




Bound to you.

Necesito escapar un momento del mundanal ruido, una fracción de segundo en silencio, huir de la tormenta, de las voces... ¿sabes lo que es la sinestesia? es la habilidad de asociar sonidos con colores, algo muy singular.
Desde siempre, yo he asociado algunas voces con ciertos colores, y ahora, en este instante, me rodea un ruido molesto, amarillo, que martillea mi mente sin cesar. ¿Qué le pasa hoy al cielo? Siempre tan azul, tan tranquilo, hoy es gris, como mi alma, como la ausencia, como la distancia.
Tan alegre era antes de marchar... que parece que fue hace años cuando me fui.
No oigo nada, no cantan los pájaros, pero me rodea un olor a tierra húmeda que me tranquiliza, es tan agradable...
Te echo de menos, siento que las nubes que se ciernen sobre mí están cada vez más cerca, aprisionándome... 8640 segundos, 144 horas, lo que vienen a ser 6 días, parecen hoy 6 años.
Tenme cerca... Sigue hablándome con tu preciosa voz azul, vuelve a cantarme al oído, y sigue apreciándome tanto como lo haces, porque me hace sentir especial.
Busca un rinconcito en tu vida para esta personita gris que necesita un cambio, el que tú le has dado. Eres mi giro, el que ha dejado mi vida desordenada, y que afortunadamente, no necesito arreglar. Porque estás TÚ<3

4 de abril de 2011

Sonrisas.

Una sonrisa, que desde un punto de vista fisiológico, es una expresión facial formada al flexionar los 17 músculos cerca de los extremos de la boca, es capaz de alegrar hasta el más frío de los corazones.





Y una sonrisa, es la solución a todos los problemas, aunque si me das un beso, no te voy a decir que no... 



30 de marzo de 2011

Liquidación por cierre.


El Amor cierra. Liquida todos sus productos porque se está yendo a pique. La gente, el mundo corre desesperado en busca de algo que llevarse a mitad de precio, en rebajas, aprovechar la ocasión para llevarse una ganga, aunque no le siente bien.
El Amor decide cerrar sus puertas. Es trágico. Mujeres y hombres deciden por su corazón, pensando que acaban de encontrar a su alma gemela. No es así. El arrebato les dará una satisfacción efímera, que sólo contentará por milésimas de segundo a sus maltrechos corazones.








15 de marzo de 2011

19

Un año más, o un año menos, según como se mire. Prefiero pensar que es un año más de experiencia, una forma de incrementar algo de sabiduría sobre la vida, de mirar con otros ojos y de dejar de cometer los mismos errores una y otra vez.

Gracias a los que han estado ahí para compartirlo todo conmigo, desde siempre, y a los que no llevan tanto tiempo, también, porque se han convertido en personas muy importantes para mí :)

17 de febrero de 2011

Un nuevo amanecer.

Siento ese pequeño cosquilleo de la hierba húmeda y fresca en la espalda y en el pelo, mientras él me hace olvidar el mundo entre abrazos y besos furtivos. Horas que pasan como décimas de segundo, haciéndome feliz. Palabras que brillan con el sol de la mañana, preciosas, como pequeños diamantes, que me hacen suspirar a escondidas. No puedo contener la sonrisa, la niña tonta de ojos entrecerrados, esperando más y más calidez.

Pero no todo dura eternamente. Cae el sol y entonces, las palabras se las lleva el viento, la sonrisa me la quita la luna y la felicidad se ahoga en una copa de vodka. Así son las cosas en Wonderland, sonrisas eclécticas, palabras ambiguas, verdades a medias y mucho, mucho dolor. Y prefiero seguir a flote en el mar, sujetada a un mísero trozo de madera antes que hundirme contigo.

11 de febrero de 2011

Coffee time.

Llueve y hace frío. En realidad, el sol brilla más que nunca, pero sólo es el tiempo atmosférico. Pero cuando en el interior sucede este fenómeno, lo mejor es olvidar el presente, el pasado y el futuro, y centrarse en una gran taza de café, caliente, que envuelva tanto tus manos como el corazón. Ponerse una canción que seguramente, en esos momentos, describa tu historia, tu vida, o tu momento. Porque parece que cuando nuestra alma está gris, todas las canciones melódicas nos representan, hablan de nosotros.

También, lo mejor es reunirse con alguien al que quieres y adoras, quien está ahí en todo momento, para lo bueno y para lo malo, y compartir esa gran taza de café, levantándonos en el mundo de los sueños.
Rc <3


Because coffee time, with you, is anytime.